Odontología preventiva y conservadora

Son pilares fundamentales de una buena salud buco-dental.

La visita al dentista cada 6 meses, puede evitar la pérdida de piezas dañadas que todavía no habían dado síntomas.

Nuestros pacientes disfrutan de una revisión en profundidad, con examen radiológico incluído (si es preciso), diagnóstico y planificación de tratamiento, completamente gratuito; así como consejos para el cuidado de sus dientes y encías.

En el caso de detectar alguna alteración (caries dental, inflamación de encías, etc.), el tratamiento será más sencillo,y menos costoso, además evitará un avance de la lesión que en el futuro requeriría un tratamiento más complicado, y con peores expectativas de éxito. Cuando una caries se detecta en estado avanzado, es frecuente que el nervio de la pieza esté afectado y precise una endodoncia.

Es importante que estos tratamientos (empastes, endodoncias) se realicen con el máximo cuidado y precisión. Una caries mal eliminada ó una endodoncia defectuosa, provocarán una infección (flemón) y probablemente la pérdida de la pieza dental.

Algo similar sucede en el caso de las encías inflamadas, que necesitarán cuidados (limpiezas) periódicas para evitar infecciones y pérdidas de hueso alveolar, que con el tiempo conducirán a movilidad y pérdida dentaria.